La aplicación de eye tracking y sensores en la enseñanza de medicina y cirugía

Medicina y cirugía

Sin duda, una de las aplicaciones más interesantes del Eye Tracking, ha llegado, en el último año 2017, de las manos de un grupo doctores en medicina de nuestro país (debajo os dejamos su artículo científico para que podáis disfrutarlo). La doctora Sánchez-Ferrer y sus colaboradores han estudiado su posible aplicación en diversos ámbitos y experiencias dentro de la enseñanza de la medicina.

¿Médicos interesados en Eye Tracking?

En ámbitos como la cirugía, existe una limitación en los gestos que los doctores pueden realizar en medio de una operación (sea real o ficticia), para dirigir la atención de los estudiantes a un punto en particular. La utilización de guantes y a veces la necesidad de ambas manos, hace imposible esta tarea. Sin embargo, a través del uso del Eye tracking, los aprendices pueden seguir desde la pantalla el punto exacto al que el doctor está mirando, al mismo tiempo que escuchan sus aplicaciones, facilitando así la comunicación visual de los conocimientos. El dispositivo, no afecta al trabajo de los cirujanos, por lo que se asegura también la seguridad del paciente.

Hace unos meses, Alt64 en colaboración con el Hospital General del Hospitalet de Llobretat y la Doctora Laia Lòpez llevaron a la práctica este procedimiento como parte del curso de Cirugía de Pié y Tobillo de dicho hospital.

¿Qué opinan los estudiantes de medicina de las clases con Eye Tracking?

Este método de aprendizaje es especialmente bien valorado por los estudiantes, la herramienta permite hacer supervisiones sencillas y monitorear operaciones quirúrgicas incluso cuando el médico se encuentra en otra estancia trabajando en tiempo real. A través de las focalizaciones que realiza el profesor, que aparecen reflejadas en las pantallas que visualiza el alumno, se puede asegurar la concentración en los elementos principales en cada situación.

Según los doctores…

Los expertos afirman que el Eye Tracker es fácilmente manejable y lo han utilizado en lectura de técnicas de radiología e imagen (diagnósticos por tomografía axial computarizada, ultrasonidos y resonancia magnética) además de: modelos anatómicos, disección de cadáveres y laparoscopia. En el caso de esta última técnica, se ha utilizado también en laparoscopias virtuales para comparar las habilidades específicas de expertos y aprendices. Se ha visto que los aprendices invierten el tiempo en mirar la herramienta y el punto anatómico de interés (Area of Interest AOI). Sin embargo, los expertos, están más pendientes de las localizaciones corporales.
Los doctores encuentran que es especialmente útil en algunas técnicas como las intubaciones orotraqueales y las punciones lumbares, en las que el paciente ha de estar en una posición corporal determinada, pues debido a la flexibilidad de la técnica, ofrece otras perceptivas visuales que facilitan la transferencia de conocimiento.

5 Aplicaciones de la técnica de Eye Tracking a la medicina.

  1. Herramienta para desarrollar entrenamientos y prácticas.
  2. Guía visual para estudiantes
  3. Soporte para dar explicaciones de modelos anatómicos, disecciones, y cirugía.
  4. Transferencia del conocimiento: el hecho de poder extraer las estrategias de los doctores expertos, hace que sea potencialmente útil para conseguir una mayor eficacia y maestría.
  5. Campos de la medicina en los se ha aplicado: Radiología, Cirugía, Patología y Unidades de Cuidado.

    Últimas investigaciones desde el campo del diagnóstico por imagen (MRi)

En este año 2018, científicos de la Universidad de Bristol, han estudiado mediante Eye Tracking el efecto que tiene la experiencia sobre el diagnóstico, y la inspección visual de la imagen para detectar tumores cerebrales a partir de Resonancia Magnética (MRi).
Siendo la muestra estudiada de tres tipos: expertos en diagnóstico por imagen, radiólogos y estudiantes, se encontraron algunas diferencias en sus formas de actuar y decidir frente a las imágenes cerebrales.
Como era de esperar, según literatura existente de estudios anteriores, los expertos son más exactos y diagnostican con mayor seguridad y son más sensibles a percibir los tumores en las imágenes, seguidos por los médicos y por último los estudiantes.
Sin embargo, la aportación más interesante del Eye Tracking ha consistido en hacernos entender cómo realizan estos grupos los diagnósticos:

  1. Expertos: el conjunto de participantes realizaba las focalizaciones sobre los mismos puntos y utilizaban unas técnicas de análisis visual similares.
  2. Los radiólogos: también, dentro de su grupo, presentaban patrones de focalizaciones similares, debido a un entrenamiento especializado o a su experiencia. La forma de examinar la imagen era distinta a la de los expertos, los investigadores justifican esta diferencia en el mayor conocimiento anatómico de las estructuras cerebrales que tienen los radiólogos.
  3. Estudiantes: sus focalizaciones iban, en conjunto, dirigidas a las zonas que tenían una mayor saliencia visual y a las asimetrías. Los investigadores justifican el uso de estas “pistas” en la falta de un conocimiento profundo de la anatomía cerebral.
    Identificar estos patrones de inspección visual a la hora de establecer un diagnóstico puede aportar información sobre por qué ocurren los errores de diagnóstico, de forma que se puedan desarrollar entrenamientos innovadores y especializados para reducir los fallos.

Sánchez-Ferrer, M. L., Grima-Murcia, M. D., Sánchez-Ferrer, F., Hernández-Peñalver, A. I., Fernández-Jover, E., & Sánchez del Campo, F. (2017). Use of Eye Tracking as an Innovative Instructional Method in Surgical Human Anatomy. Journal of Surgical Education. DOI: 10.1016/j.jsurg.2016.12.012

Crowe, E.M., Gilchrist, I.D., Kent, C. (2018) New approaches to the analysis of eye movement behavior across expertise while viewing brain MRIs. Cognitive Research: Principles and Implications. 3 (12)
doi: https://doi.org/10.1186/s41235-018-0097-4